Recuerda, recuerda…
 
Las noches extrañas, donde labios al vuelo bailen de seducción melodias, y la embriaguez de la extrañeza te sorprenda en alegre reencuentro…
 
Las noches alegres, donde el vino riegue tu risa, mientras rías delante de la boca y la risa que quieras robar…
 
Las noches confusas, en las que sentimientos, mente y corazón se desordenen, y cualquier paradójico suceso pueda acontecerte…
 
Las noches brillantes, donde aquellos que no vean con los ojos descubrirán el sorprendente matiz de los que viven el presente…
 
Las noches tristes, en las que la Luna te canta al oído, la súplica, el llanto y el ruego de que sigas respirando hasta la siguiente mañana…
 
Las noches soñadas, donde fantasía y realidad serán solo palabras que se pierdan en las revoltosas olas de tu cintura, y el escalofrío de un recuerdo…
 
Las noches eternas, donde mi mirada atravesará vuestros sueños para estar con vosotros… allí donde se olvida que para un alma libre, las únicas fronteras impuestas, serán las de su conciencia…
 
Recuerda, recuerda…
 
                                                                                                             ¿Habéis visto lo que he visto?,
  ¿habéis estado donde yo?         
¿Habéis roto con lo previsto?,…
¿habéis sangrado por amor?…  
 
Nach – Desafío
 
Anuncios