Category: Sueños


(Mientras lees, escucha Shine you Crazy Diamond de Pink Floydpincha aquí)

 

Abrir los ojos de nuevo me ha costado más de lo esperado. Ha pasado tiempo desde el vórtice; la tempestad que sacudió los cimientos del  Sueño.

Sí… al final no fui capaz de contenerlo.  El vórtice generó un torbellino de emociones humanas, que cortaron como guadañas los hilos de las ensoñaciones. Y yo, aun con el yelmo y mi arena, tuve que usar hasta la última molécula de energía que me quedaba. Se podría decir que no sobreviví si estuviéramos hablando en esos términos. Era incontenible. Los sueños más poderosos que había creado tenían un propósito, y éste, al ser engullido, arrastró a los demás en cadena. En ese instante pude huir, alejarme de la destrucción, crear una salida que me mantuviese a salvo y vivir en ella dejando todo atrás. Quizá podría haberlo hecho de no ser yo, de no ser mi mundo, pero ya sabía a lo que me enfrentaba cuando decidí luchar. Huir significaba dejar atrás todo, olvidar, y yo no podía… No quería. Necesitaba recordarlo todo, porque era mi mundo, y era real. Llegado ese momento, entendí que para detener la destrucción, tenía que poner toda mi fuerza de voluntad en ello. Me quité el yelmo, arrojé la arena y destruí el rubí para liberar mi poder. Abrí mis brazos al vórtice… No iba a permitir que aquella furia dominase mi mundo.

No se cuanto duró, apenas puedo recordarlo. Durante un tiempo me vi zarandeado por la tormenta. El vórtice desgranó mi esencia, mi yo. Mi mente casi llegó a desvincularse de mi ser físico, que caminaba sin meta a miles de kilómetros de allí, actuando silencioso, medio apagado mientras recorría caminos, emprendía acciones, sin encontrar reposo en ningún sitio. Mi encarnación antropomórfica, mis pensamientos, mi vida hasta ese momento, con mis sueños, sentimientos  y anhelos, fueron mi fuerza. Cada momento bueno, cada alegría que podía recordar, cada noche estrellada junto al mar, cada despertar entre aquellos rizos, eran aliento y energía contra el vórtice. Agarrado a ellos llegamos a una masa crítica y todo estalló. En ese instante perdí la consciencia, dejé de sentir y desaparecí.

Desperté lejos de allí, solo, sin saber quién era exactamente. Era distinto, pero estaba vivo. Tardé un tiempo en acostumbrarme a mi nuevo yo… asumiendo nuevas responsabilidades, aprendiendo de lo que me rodeaba y de mí mismo. De los triunfos y las derrotas, los famosos impostores de Kipling. Me sentía en paz y no había mácula de la ira o el miedo en mí. Mi fuerza se había renovado y aunque era otro, logré no perder o maltratar mi memoria.

Ahora veo todo en perspectiva. Soy más fuerte, y tengo un mundo que construir…
El Refugio del Soñador tiene más sentido que nunca, en todos los planos que van de la realidad a la vigilia. El símbolo de la vida eterna cuelga de mi cuello y me insta a superarme, a seguir caminando…
Somos gotas de lluvia en un gran lago. Cada acción que realizamos provoca ondas concéntricas que afectan a nuestro derredor.
Dormid y soñad…
Soñemos juntos…
y que cada despertar sea para nosotros, una nueva oportunidad.

Morpheus

Muse – Resistance

El Sueño…

Me quito el yelmo, y siento el viento azotar mi pálido rostro. Desciendo a velocidad vertiginosa hacia el vórtice… La bolsa de arena casi vacía en una mano, y el rubí donde guardé la mitad de mi poder en la otra. Los cimientos del Sueño tiemblan.

Resisto el ataque de las Benévolas, pero no durará para siempre. Me concentro en cerrar las grietas que han abierto desde la realidad. Un pensamiento y estas desaparecen. Solo queda el vórtice, que amenaza con devorarlo todo, esto va a ser lo más difícil. Puede que no sobreviva.
Aprieto mi mano y rompo el rubí, dejando que la energía que alberga vuelva a mí.
Estoy listo.

Me siento cansado… Siempre la lucha, eterna, constante… como yo. Pero alguien debe hacerlo.
El reino de los durmientes se ha debilitado… los entes temen soñar. Mis enemigos en la vigilia rompen su esperanza, y sin su fuerza estoy solo. Caen ante el desespero, su realidad les acosa y no ven que los sueños son lo que siempre ha impulsado al mundo para crecer y mejorar.

Aterrizo en la colina.
Frente a mi, el vórtice más grande que he visto jamás, a lo largo de los milenios, se expande. Noto su intrusión. Siento como me tienta a rendime, a huir… abandonar. Podría hacerlo, escapar… vivir.
¿Pero que sentido tendría entonces todo?

Me río… No le servirá de nada…
A pesar de mis errores, a pesar de mi incontrolable manía de implicarme, fui creado para esto. Sé que a veces hay que luchar sin ganas. Sé que a veces, incluso sin esperanza. Pero nunca rendirse. Ha sido la lección que mejor he aprendido. El Sueño, los sueños, deben prevalecer… siempre habrá un mañana por el que seguir.

Inspiro. Vuelvo a colocarme el yelmo. Tenso mis músculos.
Siento sus emanaciones, su ira, su miedo, su dolor…

Me alzo, preparado para la batalla…
Sonrío de nuevo. Una vez más, por todo lo que vale… la vida, el honor, el amor, el tiempo… Seré el guerrero… seré el adversario.

Seré… la esperanza.

Imagen

El viaje (Preludio Secretos)

El largo viaje ha comenzado y las horas traen días de camino. Hacia delante, siempre adelante…

Hay tanto por hacer, y las sombras se deslizan a ambos lados de la carretera, hay que evitar ser atrapado. A veces es difícil ver más alla de uno mismo, aunque el destino asome en la distancia…

Una ilusión, solo es una ilusión… un oasis en el desierto.

Mis encuentros son breves con el resto de almas que aparecen en las encrucijadas y lugares habitados a mi paso. Su confianza da fuerza, y cargo con sus historias, que acompañadas de unos tragos, pasan a formar parte de la mía propia.

Demasiados secretos, encerrados en palabras, que ayudarán a definir el mañana. Me pregunto si sabré barajar bien las cartas…
El tiempo se acorta, y cada vez es más complicado crear vacíos en él.

Sea como sea, seis años deberían ser suficientes, otros lo han conseguido en menos tiempo. Es hora de volver a expandirse, utilizar los viejos hechizos y unir la magia restante, enfocarla en el futuro. El día más brillante y la noche más oscura esperan cerca de la linde del tiempo, donde la realidad y el sueño se enfrentarán por última vez. Debo dejar todo bien atado, y sembrar todas las semillas posibles a mi paso, eligiendo bien a las leyendas que traerán el mañana.

Por fin, es hora de dejar que la magia fluya libre, sin restricciones ni contención, y liberar el alma oscura, aunque eso suponga crear a mi propio enemigo. El resultado final dependerá, como siempre, de la fuerza de la voluntad. Espero salir victorioso.
Como siempre, esperaré que la más simple de las magias, libere la mayor de las tempestades.

Es hora de despertar a los dioses dormidos. Hora de creer. Ella está ahí, podéis verla, tocarla, y os espera… solo creed en ella.
Solo decidlo, repetíoslo… saboread la palabra…
Magia.

Ponme fuera del alcance, del bostezo universal…
Nos veremos en el exilio, o en una celda…
Ponme fuera del reposo, en mi historia personal.
Soy un ave rapaz, mirad mis alas…
Hay que empezar despacio, a deshacer el mundo…

El recuerdo inacabado


Y el mundo se hizo pedazos

ante el estertor de la última sonrisa,
Mientras las balas de plata del
hombre ciego,
disfrazadas de palabras hermosas,
atravesaban su pecho henchido…

Y de las profundas heridas,
escaparon sus sueños, inertes,
volando al cielo de la noche que
les vió nacer, y lugar
donde pudieron haber habitado
hace tiempo.
(Cual pájaros en invierno…)

 
Escuchando Jeff Buckley – Hallelujah (mp3) de la banda sonora de "Los Edukadores"
 
 
Somos dueños de mil caras, repartidas entre segundos que nos abandonan a nuestra suerte.
Cada cara entiende una vida que resplandece antes de irse, y que solo va dirigida a una parte del gran público…
 
A veces encontramos caras encantadoras, cálidas, que se van con la noche dejando rostros temblorosos.
 
¿Quién soy realmente?
La cara que ama, la que ríe… o tal vez la que miente y olvida…
¿La que sufre más de lo que esperaba o a la que nada puede acercarse?.
 
¿Quién soy? Si no temo al tiempo, ni a la muerte, ni a ninguno de los límites que inventamos para la vida…
¿Qué debo hacer, en medio de este caos, que no entiende por que somos el compendio de mil detalles, que bailan de sol a sol en las rutinas?
 
¿Qué había de cierto en lo que nos susurraban las poesías? ¿Quién encontró la eterna valentía para hacer frente a sus días?
¿Qué liberará por fin, el grito ahogado que se esconde en el fondo del alma, y cuyo sonido desgarraría los corazones de quienes lo oyeran?
 
¿Donde está el arte que rabia como un animal furioso y desbocado? La creación que derrumbe todas las arquitecturas, los cuadros y esculturas que le robaron el nombre, y que contentan a quien nunca entenderá cual es su verdadera esencia…
 
¿Cómo viviremos, cuando nos demos cuenta de que hemos violado todas las palabras, los versos, y los besos que repartimos a lo largo de nuestra juventud? ¿Qué excusa inventaremos esta vez para justificarnos, y cómo evitaremos caer en la falsa comodidad del autoengaño?
 
¿Donde estarán las horas que abandonamos a nuestro paso?…
¿Donde las promesas?…
¿Donde los recuerdos?…
 
¿Quién me ayudará a impedir que la fuerza imparable choque contra el objeto inamovible?
¿Quién de vosotros, soñadores, querrá intentar llenar el inexorable minuto que se cierne sobre nosotros, con sesenta segundos de distancia recorrida?
 
¿Quién de vosotros, me mirará a los ojos y dirá; -Estoy realmente vivo…?
 
 
y un regalo para que os descarguéis… This mortal Coil – Song to the Siren (mp3)

Los Eternos

¿Podéis imaginaros a los Eternos?

Los Eternos no son dioses.

Los dioses viven y mueren dependiendo de si la gente cree o no en ellos…

Son siete, son hermanos y les da igual si crees o no en ellos. Sus nombres son, desde el mas mayor al más pequeño, Destino, Muerte, Sueño, Destrucción, Deseo, Desespero y Delirio (en otro tiempo conocida como Delicia). No os confundais, ellos son exactamente la encarnación de sus nombres, por eso son eternos. Así pues mientras alguien sueñe o muera, destruya o desee ellos estarán allí.

Destino fue el primero, es ciego. Alto y siempre envuelto en su túnica marrón, porta un libro encadenado a su mano donde se encuentra escrito todo lo que ha sido, és, y será. Cuando abrió la primera página, comenzó el universo, cuando llegue el momento, lo cerrará y todo terminará. Su casa es un jardín cambiante donde los caminos se retuercen y bifurcan a su paso.

Muerte le sigue, es una encantadora jovencita que parece salida de un concierto de rock, siempre sonriente. Cuando viene a por tí la encuentras familiar, como la hermana que no tuviste o un amor platónico. Divide a los vivos de todo lo que ha venido, y de todo lo que vendrá. Algún día ella acompañara a Destino y juntos cerrarán la última página de su libro. Siempre está cerca de su hermano siguiente…

Sueño, o Morfeo, el tejesueños, el dador de forma. colecciona nombres como quien colecciona amigos. Una figura alta, delgada y oscura, ojos como dos pozos negros y el pelo largo y revuelto. El cuida a los soñadores, o les da pesadillas. Vive en el sueño, donde todo cambia a su voluntad. Su yelmo esta hecho con los huesos de un dios muerto, y es su símbolo en todos los panteones.                                             Siempre lleva consigo su bolsa con la arena de los sueños, la tierrecilla que te quitas de los ojos cada mañana, que le sirve para dar forma a sus creaciones.

Destrucción es, junto a Muerte, el mas alegre de los Etenos. Gracias a el pudieron nacer las estrellas. Se sabe poco de el, solo que abdicó su poder, se retiró y ahora se dedica a viajar…

Deseo es pálida como el humo, los ojos pardos como el vino blanco, verla (verle) es desearla (desearle). Ella (o el) es todo lo que has querido. Solo deseo, con pasión, con dolor, nada más. Siempre embauca a alguno de sus hermanos, normalmente Sueño, en sus caprichos que siempre traen consecuencias. Vive dentro de si misma, en el corazón. Todo tiene su lado bueno, y el suyo es el amor. Eso sí, cuando un deseo no llega a cumplirse, te pasa algo y llega…

Desespero, reina de su propio mundo. Allá donde un ser se ha sentido abandonado, impotente, o en resumen deseperado, estaba ella. Su símbolo es un anillo con un gancho, que se te clava en el corazón, cuando te atrapa es muy difícil salir. Su mundo esta lleno de miles de espejos, donde se reflejan los que la sufren.

Delirio. La más joven de la familia. La imagén de una adolescente medio punk. La locura es su dominio. Si por casualidad -todo lo que hace lo es- te encuentras con ella, acabarás felizmente trastornado. No conoce muy bien su misión, y se supone que sabe mas cosas de las que la gente sabe, pero claro, podría estar delirando…

http://www.arquired.es/users/karawapo/sandman.htm

http://www.geocities.com/takedaheito/sandman.htm

Ahí os dejo un enlace por si os apetece saber un poco mas de la historia. Su creador es Neil Gaiman, autor de diversos comics y novelas. Revolucionó el mundo del comic junto con su amigo, Alan Moore (el creador de From Hell – desde el infierno- por ejemplo) gracias a esta obra, que esta cargada de referencias mitológicas, y sobretodo, el material del que estan hechos los sueños.

http://blake.prohosting.com/megayo/Neil1.htm